DESTACADOS

Un turismo rural en alza supera, por primera vez en Zamora, los 65.000 visitantes

Agosto fue el mes con más éxito para los alojamientos de las comarcas, que vieron crecer la llegada de extranjeros

El turismo rural de la provincia superó el pasado año los 65.000 viajeros, lo que supone la mayor cifra de su historia y un incremento notable con respecto al año anterior, 2017, cuando recalaron por estos lares cerca de 60.000. Los datos oficiales que se acaban de hacer públicos indican que visitaron la provincia durante 2018 65.175 personas que se alojaron en establecimientos de turismo rural, frente a las 59.921 de un año antes. Supone la consolidación de un sector que hasta hace tres años ha tenido un comportamiento titubeante, con subidas y bajadas continuas en la última década. Si en 2008 fueron 47.641 las personas que se alojaron en establecimientos rurales de Zamora, un año después habían caído a poco más de 42.700, para recuperar el nivel en 2010 y seguir subiendo al año siguiente, cuando se superó la barrera de los 50.000 turistas, hasta llegar a 52.828. Sin embargo, en los años siguientes se dieron nuevos descensos, con 45.500 turistas en 2013 y menos de 42.500 en 2014.

A partir de 2015, sin embargo, se inicia una senda ascendente que continúa hasta la actualidad, con 49.309 turistas en ese año, un total de 56.251 en 2016, 59.921 en 2017 y los mencionados 65.175 en el año recién concluido.

El mes de agosto es el rey para el turismo rural de la provincia, ya que sumó casi 20.000 visitantes: 10.444 españoles y 9.527 extranjeros.

El turismo nacional continúa siendo mayoritario, ya que llegaron a la provincia prácticamente sesenta mil personas, concretamente 59.996, con un incremento de 3.741 con respecto al año anterior. Sin embargo el turismo extranjero creció proporcionalmente más, ya que los 5.179 turistas llegados de fuera de las fronteras nacionales fueron 1.512 que los llegados un año antes.

En cuanto a las pernoctaciones, supusieron 138.835, de las cuales 131.530 procedían de turismo nacional.

El sector del turismo rural está dimensionado de acuerdo con la estacionalidad que marca la mayor o menor presencia de turistas. Así el número de plazas en 2018 osciló entre las 1.945 en 205 establecimientos en el mes de enero y las 2.628 en 253 establecimientos del mes más fuerte, agosto. La ocupación media de enero fue la más baja, apenas el 5,62%, mientras la más alta se dio el agosto con el 34,91% (incluidos fines de semana y días de diario)

Esta circunstancia tiene también su reflejo en el empleo, ya que en enero el personal estimado era de 372 personas trabajando en el turismo rural, mientras en agosto ascendía a 490.

Fuente: La Opinión de Zamora

Share it!