Romerías de Primavera

Romerías de Primavera

Reverdecen los campos y, un año más, la promesa de una tierra fértil se extiende por la provincia zamorana.

También la luz del sol, que baña la tierra para festejar que el frío ha quedado atrás. Los habitantes de pueblos y ciudades no dudan en salir al campo para pedir que la meteorología sea propicia; ayer los destinatarios de ese ruego eran los dioses; hoy, los santos patronos de comarcas y villas.

Mayos

Todavía son numerosas las localidades zamoranas que conservan la tradición del Mayo, cuando el primer día de ese mes los jóvenes cortan un árbol comunal, o Mayo, y lo colocan verticalmente en la plaza del pueblo. Se trata de una fiesta de origen pagano, vinculada a la fertilidad de la tierra. La tradición también la vincula a la agricultura.

La Luz

El domingo siguiente a San Marcos se celebra la romería de La Luz (este año 2016 excepcionalmente se adelanta al domingo 24 de abril), tan zamorana como portuguesa porque se celebra en la ermita situada en el teso de ese nombre, en el término municipal de Moveros y en plena ‘raya’ con el país luso. Los Alistanos suben allí a su virgen y disfrutan de la popular romería, con numerosos puestos de productos tradicionales tanto españoles como portugueses.

San Isidro Labrador

De todas las fiestas primaverales celebradas en la provincia con un motivo más o menos agrícola, sin duda la más concurrida es la del 15 de mayo, día de San Isidro Labrador festejada en numerosas localidades de la provincia, incluida la capital, fecha en la que se celebra Alimenza, la Feria Hispano Portuguesa de Productos Alimentarios.

Nuestra Señora de Gracia

Se celebra el domingo siguiente a San Marcos. En torno a la ermita de Nuestra Señora de Gracia, en el término municipal de Villamor de Cadozos, se congregan los vecinos de Bermillo, Villamor de Cadozos y Almeida con diferentes propósitos: ayer, para pedir lluvia, hoy, para pasar un día de campo.

Cristo de Morales

Otra romería popular es la del Cristo, en Morales del Vino. La cita es el 9 de mayo, aunque el paraje, donde se pueden adquirir las tradicionales avellanas y rosquillas, recibe a los zamoranos y vecinos de los pueblos de la Tierra del Vino desde la noche anterior.

La Hiniesta

El lunes de Pentecostés los vecinos de Zamora capital llevan a su patrona, la Virgen de la Concha, en romería desde la iglesia de San Antolín hasta la localidad de La Hiniesta, donde se encuentra con la Virgen del pueblo. Los alcaldes de ambas localidades intercambian sus bastones. Se conmemora que según la tradición, el rey Sancho IV encontró por casualidad una imagen de la Virgen en este paraje.

 

El Cristo de las Batallas

 

El lunes de Pentecostés a las afueras de Toro, se celebra la romería del Cristo de las Batallas. El templo está situado junto al Duero y a él descienden los cofrades a celebrar los actos religiosos y una concurrida comida al aire libre.

 

Los Viriatos

Fiesta declarada de interés turístico regional. Fariza es el epicentro de una concentración asombrosa en el mes de junio. Son los Viriatos, descomunales pendones de siete metros de altura que deben ser portados por cuatro personas. Cada una de las parroquias que rodean Fariza acude ese día a la localidad con el pendón para iniciar la romería a la ermita de Nuestra Señora del Castillo.

La Veguilla

Fiesta declarada de interés turístico regional que tiene lugar en Benavente. Son las fiestas patronales en honor de la Virgen de la Vega que se celebran ocho días después del Domingo de Resurrección. Durante esta fiesta el pueblo pide al alcalde el toro enmaromado que se concederá y se celebrará cincuenta días después.