DESTACADOS

Oda poética a una trayectoria

Higinio Vázquez apuesta por un cartel cargado de simbolismo donde plasma “la trascendencia” de la Pasión de Zamora

El cartel pretende ser “fiel reflejo de cómo un zamorano en la diáspora ve a sus paisanos de la ciudad ante el hecho trascendental en la Semana de Pasión, ahora son ustedes los que tienen la palabra de decir si he reflejado su espíritu”. Así de taxativo se mostró el artista Higinio Vázquez en la presentación oficial de su obra anunciadora de la Semana Santa de Zamora 2019. La creación, gestada en silencio, pensada y meditada como todas sus piezas, se desveló públicamente ayer en el Museo de Semana Santa por deseo expreso del autor. El acto reunió a numerosas personas, desde presidentes y directivos de cofradías y hermandades, a semanasanteros y hasta autoridades políticas.

La presentación comenzó con una introducción a cargo de la presidenta de la junta de Cofradías. Isabel García Prieto atestiguó que “la ilusión” que ha puesto el creador en la ejecución del cartel “me ha sorprendido mucho por ser un artista de la altura de Higinio y por lo que representa como artista para la Semana Santa de Zamora”.

Higinio Vázquez, (El Pego 1930) se reconoció abrumado por el evento y se mostró satisfecho con “esta pequeña obra”. El escultor atestiguó sentirse “un privilegiado” en esta tierra “procesionalmente hablando” porque “he vivido seis situaciones muy intensas, tres están en el museo, dos fuera y la sexta la viví hace dos años al exponer unas pequeñas obras de imaginería en una muestra llamada “Trazos”, una exposición que, sin paños calientes, calificó de “fracaso”. No obstante, esta empresa agridulce le permitió “constatar las vivencias del zamoranismo como jamás había percibido. Nunca calé tan profundamente el sentir de los zamoranos ante su Semana de Pasión”.

Además Higinio Vázquez, que cuenta con producción en más de 44 iglesias, señaló que “nacer zamorano lleva implícito en los genes esa Pasión que nos define como parte de nuestra esencia, de nuestro yo, de nuestra cultura. Son esos genes de la Pasión que nuestros padres añaden al biberón como una vitamina más”.

Respecto a la realización del cartel desgranó minuciosamente todo el proceso. “La idea que es muy sencilla” sintetizó. “Corona de Espinas como pasión; las manos de los zamoranos reciben con unción sus esencias convirtiéndolas en un cáliz, y como fondo, allá en la lejanía, aparece el rostro de Cristo como eje y fundamento de la misma que aglutina y armoniza los espacios de pasión y de unción”, describió el autor para añadir posteriormente: “Para mí la corona de Cristo llora sangre y las manos de los zamoranos la recogen en un cáliz porque es la Pasión que viven los zamoranos y es indescriptible”.

El autor del grupo del Lavatorio, de la Virgen del Encuentro y también de La Coronación de Espinas aseveró que tuvo la idea clara desde el principio, cuando el miércoles 11 de octubre, “aparece en mi mente con absoluta claridad”, afirmó.

En su comparecencia pública el artista remarcó que “he disfrutado con la idea desde el primer momento y en el proceso de su plasmación, yo diría que es una oda poética en mi trayectoria profesional”.

A continuación, se destapó una serie de imágenes, situadas a los pies del grupo del Lavatorio, que ofrecían la cronología de la obra artística. Una fotografía del año 1934 con parte de su familia, donde aparecía él con tan solo cuatro años, servía de arranque del recorrido temporal.”Todo comenzó con el traslado de mis padres del pueblo a la ciudad hace más de 82 años, lo que fue fundamental para mi desarrollo artesanal” explicó el artista que fue señalando cada fase del proyecto.

En una cafería en su barrio madrileño de Fuencarral materializó el planteamiento en unas sencillas servilletas “porque luego se olvida”, relató entre risas. Luego vinieron la entrega del boceto a Isabel García y a Dionisio Alba que le pidió “una cara”. “Cuando empiezo a dibujar el rostro de Cristo empecé a disfrutar. La cara de Cristo se acercó a mí y disfruté”, confesó. Al grafito vinieron posteriormente cera de colores y lapiceros de colores. Cuatro meses de ilusionante trabajo que ayer trasladó en una intervención de un artista veterano con la ilusión de un joven que “está en el camino de ser escultor”.

Del cartel, que promocionará la Pasión en foros como Fitur donde se dará a conocer este sábado, se han editado 7.000 reproducciones que, gracias al respaldo de Caja Rural, pueden recogerse de manera gratuita en el Museo de Semana Santa.

Fuente: La Opinión de Zamora

Share it!