DESTACADOS

La muralla, principal «fuerte» de la capital para afianzar un modelo sostenible

Christoph Strieder apuesta por el patrimonio monumental y la cultura para defender un equilibrio turístico respetuoso con el medio ambiente y los residentes de la ciudad

La muralla, la Vía de la Plata o el lienzo modernista son algunos de los recursos patrimoniales a pie de calle sobre los que el Ayuntamiento de Zamora ha cimentado la oferta turística de este año en Fitur.

Una firme apuesta por un modelo sostenible pensado en los vecinos y el medio ambiente, en palabras del concejal responsable Christoph Strieder, que lejos de querer convertir la ciudad en un «gueto» para foráneos pretende buscar un equilibrio razonable para la economía de la ciudad y la convivencia de sus ciudadanos. Así, a propuesta de la joven Beatriz Barrio, el Consistorio presentó ayer en Madrid la guía «Zamora, la Bien Cercada desde 1072». Una publicación que no solo busca divulgar la historia de esta fortificación medieval sino también generar una «identidad y cohesión» entre los zamoranos, en palabras de la autora.

Además, aprovechando los trabajos de liberación que se están llevando a cabo en el recinto, la guía propone una ruta totalmente accesible para descubrir este elemento defensivo entre cuyas paredes volverá a celebrarse el festival Little Ópera en el mes de julio con la novedad de una ópera colaborativa juvenil en la que los más jóvenes podrán pasar de la teoría a la práctica encima del escenario.

Siguiendo con la riqueza arquitectónica de la capital, la propuesta «Zamora Modernista» recoge en un curioso desplegable la historia de una veintena de edificios que atestiguan el desarrollo urbanístico de mediados del siglo XIX caracterizados por sus abundantes líneas curvas, los contrastes de color o su decoración animal y vegetal. Pese a que muchos fueron derribados para levantar otros más acordes con los nuevos tiempos, como cita el texto, la bocanada de aire fresco del arquitecto municipal Francesc Ferriol i Carreras, procedente de la Ciudad Condal, permitió restaurar y levantar nuevos inmuebles a principios de 1900 como las casas de Juan Gato, Faustina Leirado o Mariano López gracias a las cuales la ciudad forma parte de la Ruta Europea del Modernismo.

A caballo entre la necesidad y la singularidad se encuentra la guía ecuestre de Sevilla a Zamora ideada por Filiberto Hernández. Valiéndose de su propia experiencia, este jinete, acompañado por su caballo de pura raza árabe Moha-Hassan propuso ante el asombro del público una completa guía para ofrecer todos los recursos necesarios para realizar el Camino de Santiago por la Ruta Vía de la Plata.

Fuente: La Opinión de Zamora

Share it!