Habón Sanabrés

Habón Sanabrés

 

La cocina tradicional zamorana tiene entre sus ingredientes más característicos el habón sanabrés, un tipo de judía blanca caracterizada por su gran tamaño (entre uno y dos gramos) y forma de riñón, ancha, corta, y aplastada.

Destaca por su finura al paladar, sin que la piel se distinga respecto al albumen. En la boca resulta suave y compacta, pero poco pastosa. Posee un suave sabor dulce. Tradicionalmente se recogían a mano desde finales de verano hasta octubre, e incluso diciembre. Las vainas se secaban al sol, y después las propias habas hasta un secado completo. Hoy las prácticas culturales apenas se han modificado. La actividad económica vinculada al habón sanabrés es muy escasa, ya que es cultivado por pequeños agricultores.