Garbanzo de Fuentesaúco

Garbanzo de Fuentesaúco

 

 

Con un agradable sabor y una silueta marcada por un pico curvo y pronunciado, el garbanzo de Fuentesaúco se produce en 21 términos municipales del sureste de la provincia, en la comarca de la Guareña. Su capital es, precisamente, la localidad de Fuentesaúco.

Se cultiva en suelos con buen drenaje, de textura franca o franco-arenosa, con pH ligeramente ácido y niveles bajos o medios de calcio asimilable. Esta legumbre amparada por una Indicación Geográfica Protegida (IGP) se almacena, envasa y -en ocasiones elabora en la misma zona de producción, ampliada por el sur hasta abarcar la comarca de La Armuña, debido a la gran relación existente entre ambas comarcas. Una vez cocido, presenta el albumen mantecoso y escasamente granuloso, con una piel especialmente blanda.

Solo salen al mercado con garantía de origen avalada por el etiquetado del Consejo Regulador los garbanzos secos procedentes de industrias de envasado y los precocinados o cocinados en industrias elaboradoras, que hayan superado todos los controles del proceso.