Benavente

Benavente

La Semana Santa está profundamente arraigada en Benavente y en el sentir de los benaventanos.

La Ermita de la Soledad, la Iglesia de Santa María de Azogue, la de San Juan del Mercado y la de la Virgen del Carmen tienen bellísimas imágenes. De ellas salen y vuelven las procesiones de Semana Santa.

 

Existen, y desde muy antiguo, tres cofradías: la Vera Cruz, el Santo Entierro, Jesús Nazareno, que procesionan imágenes como la de Jesús Nazareno de finales del siglo XVI, Jesús llevando La Cruz, La Virgen de La Soledad y la Virgen de Las Angustias que son de mediados del siglo XIX, la Crucifixión con un Cristo obra de Ramón Álvarez, etc.

Con el paso del tiempo se han ido incorporando nuevas imágenes a las procesiones de Semana Santa, y en 1943 se crea la Cofradía del Silencio, que tiene como titular al Cristo de la Salud.

En 1999 se incorporan a las procesiones las Damas de la Luz y la Soledad.

Las procesiones del Silencio del Miércoles Santo y la de Jesús Nazareno en la madrugada del Viernes Santo son muy populares ya que las imágenes que se procesionan, El Cristo de la Salud y Jesús Nazareno, son muy veneradas por los benaventanos.

El momento más culminante de la pasión benaventana es durante la Magna Procesión del Santo Entierro que se celebra el Viernes Santo. En ella desfilan todas las cofradías acompañando a 10 de los pasos más representativos de la Semana Santa.

Más Información